DIJIMOS: En tiempos de crisis, cuando las empresas recortan los presupuestos de marketing, las novedosas redes sociales y aplicaciones de la web 2.0 siguen creciendo en avisos. Algunas compañías más bien conservadoras están tomando riesgos en sus campañas. La crisis permitirá descubrir si los millones de usuarios que se han captado, cada vez más adictos a la red social, adquieren, o no, un real valor comercial (“Más barato por decenas de millones”, AméricaEconomía Nº 371, enero, 2009).
LO NUEVO: La famosa red social Twitter estrenó en julio una nueva forma de publicidad pagada a través de los “trending toppics” pagados. Toy Story 3, la última producción de Disney, se convirtió en el primer producto patrocinado por esta vía, y hace unas semanas podía verse en la lista con una etiqueta que decía “promoted” como advertencia.