La multinacional de comunicaciones con origen francés compró un 5% de participación en la agencia brasileña Taterka Comunicações, la cual tiene operaciones en 18 países de América Latina y en la que trabajan 120 profesionales.