“La herencia de esta compañía es ser una de las más grandes desarrolladoras de hardware del mundo y queremos continuar con la tradición de la marca”. Con estas palabras Meg Whitman , quien reemplazó al destituido Leo Apotheker, insiste una y otra vez en que no habrá más herejías. Lo reafirmó en el final del HP Global Influencer Summit, realizado en Shanghái, a principios de mayo recién pasado. La elección de la ciudad no fue azarosa, ya que China representa el mercado N°1 de PC para la compañía.

El marco ideal para un mensaje categórico a la industria y a los medios: HP no abandonará el negocio de los PC. Todo lo contrario, lo potenciará gracias a la fusión de las divisiones de Impresión y Sistemas Personales, y a la certeza de que los PCs continuarán acaparando un segmento importante del consumidor tecnológico. El trabajo interno de la ejecutiva no ha sido menor: reflotar una compañía que estuvo a punto de abandonar el hardware para enfocarse en el software es tarea compleja.

En cuanto a la presencia y estrategia de HP en los mercados emergentes, sus ejecutivos dicen que Rusia, Brasil (aunque registra baja penetración) e India representan zonas muy importantes para la compañía, que obtiene sus ganancias en un 70% de la venta de hardware. Para HP la denominada ‘era post PC’ está y estará protagonizada por ultrabooks, workstations y equipos all in one.  Nuevas tabletas no se ven en el horizonte, por ahora. En la región los mercados con mayor penetración de equipos HP, tanto a nivel usuario como empresarial, son Chile con 32%, seguido de Colombia con 30% y México con 27%.