DIJIMOS: Los productos que Zara importa o produce en Brasil llegan a niveles de precios que se distancian del mercado masivo. “Sólo les queda llegar al sector alto, lo que restringe el potencial de crecimiento, especialmente tomando en cuenta el tamaño de tiendas que ellos operan”, dice el analista Alberto Serratino (“La aplanadora Inditex”, AméricaEconomía Nº 399).

LO NUEVO: La empresa española Inditex, propietaria de la marca Zara, revisará el sistema de producción de sus proveedores en el país para asegurar que no hay explotación de los trabajadores. En total, se han emitido 52 avisos contra dos contratistas. En estos talleres, las costureras trabajaban en condiciones de esclavitud.