Hace tiempo que los avisos clasificados de los diarios dejaron de ser la forma de vender o comprar una casa. Los portales inmobiliarios por internet permiten dar más información sobre las propiedades, llegar a un mayor número de clientes y pagar un precio más bajo por el aviso.

Por eso no extraña que la empresa argentina Mercadolibre.com haya pagado cerca de US$40 millones por la compra de dos de sus rivales: la mexicana Guíadeinmuebles.com y la chilena Portalinmobiliario.com.
El crecimiento de estas empresas en América Latina oscila entre el 50% y el 100% anuales, según la consultora especializada ComScore.
Pero Mercadolibre tiene competencia. La mexicana Inmuebles24 se ha expandido a cinco países de la región y también han arribado jugadores extrarregionales como el portal español Nuroa, que llegó hace unos meses a México y ya ocupa el octavo lugar en un mercado donde compiten 15 portales inmobiliarios. Según el portal de clasificados Vivanuncios,  unos cuatro millones de mexicanos buscan inmuebles en internet cada año. De hecho, Inmuebles24 anunció que las visitas a su portal han aumentado 100% este año. Ojalá la industria de ladrillos creciera a ese ritmo.