Paolo Sacchi lleva 17 años trabajando en Alicorp, una de las empresas de consumo masivo más grandes del Perú. Los tres últimos como CEO. Las responsabilidades y los viajes han aumentado, pero no a costa de su pasión por navegar. Y como buque insignia del Grupo Romero, Sacchi ha comandado la expansión de Alicorp en América Latina.

En 2012 concretó la adquisición de la chilena Salmofood –productora de alimentos para peces– por US$62 millones, y de la peruana Industrias Teal –fabricante de fideos, harina, sémolas, galletas, entre otros productos– por alrededor de US$165,5 millones. Al año siguiente, Alicorp pagó US$95 millones por el total de acciones de la brasileña Pastificio Santa Amalia, empresa dedicada a la elaboración y comercialización de pastas, gelatina, chocolate y refrescos en polvo. Finalmente, en el primer semestre de 2014, adquirió por US$107,7 millones a la peruana Global Alimentos, firma productora de cereales y snackbars.

De esta manera, Alicorp, una de las cuatro multilatinas con las que cuenta el Perú según el más reciente ránking elaborado por AméricaEconomía Intelligence, posee operaciones industriales en seis países de América Latina (Perú, Colombia, Ecuador, Chile, Argentina y Brasil) y cuenta con oficinas de representación en varios países de Centroamérica y Uruguay. Además, exporta sus productos a 23 países. 

“Ahora tomo más aviones que antes”, reconoce Sacchi entre risas. “Pero la rutina de fondo sigue siendo la misma. Estoy orientado a buscar soluciones para la organización a fin de que ésta pueda desarrollarse”. Sin embargo, la apuesta de Alicorp es más ambiciosa.

Futuro cercano

La compañía se ha puesto como meta para 2021 facturar US$5.000 millones y triplicar su valor. Paolo Sacchi dice que para lograrlo deberá crecer en promedio 10% anual. Para ello el crecimiento orgánico de la compañía será vital. “Lo importante es cómo nos acercamos al consumidor. Otro tema fundamental serán las sinergias entre las operaciones que tenemos”, dice Sacchi. 

Guillermo Quiroga, experto en estrategia de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, explica que el crecimiento orgánico es “crecer sobre lo que ya se tiene”, y lanzar nuevos productos es una de las piezas fundamentales de esta estrategia. Aunque evita dar detalles y cifras, Sacchi confirma que en los siguientes años la empresa lanzará nuevos productos no sólo en el Perú, sino en sus diferentes operaciones de la región. Esto se daría en las tres líneas de negocio (consumo masivo, productos industriales y nutrición animal) y en diferentes categorías. Las más recientes noticias sobre Alicorp confirman que esa estrategia está presente en su ADN corporativo. Al cierre del 2013, la compañía tenía un portafolio de 166 marcas y estaba presente en más de 50 categorías en la región. Hacia mediados del año pasado, la gestión encabezada por Sacchi renovó el 70% del portafolio de productos de Alicorp Argentina. Tan sólo en el primer trimestre de 2014, Pastificio Santa Amalia (la operación en Brasil) lanzó dos nuevos productos de pastas (Santa Amalia Speciale y Don Sapore). Según adelanta Sacchi, antes que culmine 2014 Alicorp lanzaría en el Perú tres nuevos productos vinculados a consumo masivo y otro al segmento premium. “Los productos que lanzamos en 2006, representan actualmente cerca del 23% de nuestra facturación. Esperamos que los productos lanzados en 2014 representen el 10% de nuestra facturación dentro de tres años”, dice Sacchi. 

No obstante, alcanzar la meta de largo plazo no será fácil. “Implica crear nuevas categorías, ofrecer siempre un valor diferencial en cada producto ofrecido, consolidar el posicionamiento de sus marcas y apostar por alianzas estratégicas empresariales como fórmula para crecer más rápido y seguro”, dice Juan Carlos Mathews, catedrático de la peruana Universidad del Pacífico.

Mirada exterior

Al cierre de 2013, el 64% de los ingresos de Alicorp provenían de Perú, 10% de Argentina, 9% de Brasil, 7% de Ecuador y 10% de otros países. Según Sacchi, el objetivo para 2021 es que el 50% de la facturación provenga de los negocios multilatinos. Para lograrlo, el crecimiento orgánico no sería el único vehículo. En ese sentido, el ejecutivo sostiene que las adquisiciones de otras firmas en América Latina no están descartadas. No obstante, no suelta prenda sobre dónde tiene puesta la mira la empresa. “Decir o asegurar hoy que puedo ingresar a un país es difícil, ya que primero necesito identificar la empresa, luego que los accionistas se pongan de acuerdo sobre el valor de venta y tercero que nosotros estemos de acuerdo con ese valor”, dice. 

Cuando las empresas sueñan en una expansión regional, México, por su tamaño de mercado, es una pieza fundamental en ese tablero de ajedrez. No obstante, Sacchi desliza que un arribo cercano aún no está entre sus prioridades. “Me gustaría haber llegado a México para 2021. Sin embargo, cuando hablamos de otros países, México está un poco lejos de nuestro alcance. Aún tenemos mucho por crecer en los países donde estamos”, dice. 

Colombia, una de las economías que más crecerán en 2014 en América Latina y el mundo, es otro cantar para Sacchi. “Ya tenemos un negocio allí y lo ideal es expandirnos orgánicamente”, afirma el ejecutivo. No obstante, la competencia será dura. Según cifras oficiales, la inversión extranjera neta que ingresó a Colombia en el primer semestre de este año se situó en US$ 13.761 millones, dato que representó un aumento de 29% respecto al mismo lapso de 2013. Alicorp Colombia está presente en las categorías de alimentos para perros, galletas y cuidado del cabello. 

5164

Para Guillermo Quiroga, la estrategia de Alicorp es bastante consistente. “Usualmente tomas la decisión de ir a un mercado grande cuando los mercados donde estás no dan más. Pero los que tiene actualmente Alicorp no están saturados. Esos mercados sudamericanos tienen aún mucho por crecer. Obviamente, si hay una oportunidad interesante, la empresa puede aprovecharla como lo han hecho otras multilatinas. Bimbo, por ejemplo, compró empresas en Estados Unidos y en España durante la crisis en esos países. Cemex hizo lo mismo en Estados Unidos y Asia”, dice el experto. 

Según Juan Carlos Mathews, apostar por países como Colombia y México es una oportunidad interesante para crecer. Según el exdirector de exportaciones de Promperú, en estas economías se pueden gestar alianzas que permitan utilizar insumos de esos países a fin de ofrecer un producto final al mercado asiático, norteamericano o europeo. Para Mathews, otros países con buenas condiciones económicas y oportunidades son Panamá y Costa Rica. 

Alicorp financiará sus planes de expansión a través de una emisión de bonos por US$ 450 millones en el mercado de capitales de Estados Unidos realizada en 2013. “Ésa es la principal forma de financiamiento que tenemos en el largo plazo. En el corto y mediano plazo, tenemos los bancos locales”, dice Sacchi, quien tampoco descarta emitir bonos en el mercado de capitales local.

En ese sentido, considera que el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) es un gran esfuerzo de integración, pero es consciente que todavía deben afinarse algunos detalles técnicos para aprovechar realmente su potencial. “Existen grandes limitaciones en el MILA. Una de ellas es el factor tributario que impide a los inversionistas tratar a dicho mercado como una unidad”, advierte Humberto Agurto, gerente del departamento de finanzas corporativas de la corredora de bolsa Seminario SAB.

Pasado reciente

Al cierre de 2013, la facturación de Alicorp aumentó 18,8% respecto a 2012, alcanzando US$2.083,7 millones. Parte importante de la expansión se debe a Brasil y más específicamente al estado de Minas Gerais. “Es una economía con 19 millones de personas y un ingreso per cápita que duplica al del Perú. En el mercado de pastas seguimos creciendo. Desde hace seis meses tenemos un equipo gerencial alineado a la estructura corporativa de Alicorp”, dice Sacchi.

“El estado de Minas Gerais es muy relevante, ya que es el tercero más importante de Brasil. El consumidor de esa región es muy conservador y está muy apegado a las marcas locales, como las que tiene Pastificio Santa Amalia (posee cerca de 250 productos en ese mercado). La empresa tiene también una consolidación muy fuerte en tres o cuatro categorías más, especialmente en la de pastas. Si unes estos dos elementos te das cuenta de que Alicorp tiene una posición única y fuerte en el mercado. Concentrarse por el momento sólo en esa zona del gran mercado brasileño es pertinente”, dice Sergio Molinari, socio director de Foodservice en la consultora brasileña GS&MD-Gouvêa de Souza.

Argentina, el otro gran mercado donde se sitúa Alicorp, es sin duda un desafío. Pese a tener una inflación que bordea el 40% y un fuerte control estatal sobre el tipo de cambio, esta plaza no ha sido descuidada por la multilatina peruana (la renovación de su portafolio es prueba de ello). “La operación argentina tiene la misma visión que tiene toda la empresa, la cual es triplicar el valor de la compañía a largo plazo. La situación como la de Argentina es una que hemos sabido manejar bien en el Perú. Sabemos que no es una situación fácil, pero es el momento de invertir y mantenernos cerca de nuestros consumidores. Ya tenemos marcas bien consolidadas como Plusbelle (champús y jabones)”, dice Sacchi.

En medio de la expansión regional que actualmente vive Alicorp,la empresa no ha descuidado el mercado peruano, donde uno de los desafíos es la desaceleración del sector consumo masivo. “El sector cerró el 2013 con un crecimiento de 3,3%, mejor que el 2,8% del 2012, pero significativamente por debajo del esperado 5%, y más bajo aún que el promedio de los últimos 10 años”, detalla Francisco Revelo, socio de Deloitte Perú. Sacchi lo atribuye al pesimismo del consumidor y otros elementos exógenos. “Creemos que el segundo semestre debería ser bastante mejor”, dice.

¿Tiene Alicorp planeado navegar fuera de América Latina? Sacchi dice que ahora no están pensando en eso, ya que las oportunidades siguen presentes en esta región. El ejecutivo también descarta que vaya a efectuarse una alianza exclusiva con algún retailer. “Debemos estar presentes en toda la cadena de distribución y ello implica trabajar con todos los operadores”, concluye el CEO de Alicorp