La argentina Kevingston planea abrir 25 tiendas de ropa en Brasil durante 2012 y 150 en cinco años. El objetivo es aumentar su facturación actual de US$320 millones.

Con 297 tiendas de franquicia en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, España, Paraguay, Uruguay y Suiza, el fabricante de ropa Kevingston Argentina se alista para llegar en grande a los consumidores en Brasil. Su previsión es abrir 150 unidades en el gigante sudamericano durante los siguientes cinco años. Desde el comienzo del año hasta la fecha, la compañía ya invirtió US$4 millones en Brasil, entre el montaje de un equipo gerencial propio y la apertura de un centro de distribución de la marca en Itajaí (Santa Catarina). Antes incluso de tener una operación local propia, la marca había aumentado a 14 el número de sus tiendas en el país, todas ellas negociadas por los franquiciantes directamente con la empresa matriz en Buenos Aires. “Hasta final de año tenemos que  sumar 25 tiendas más”, dice Santiago Edo, gerente comercial de Kevingston Brasil y responsable del proceso de expansión. Entre las áreas geográficas que recibirán, este año, las nuevas unidades se encuentran en Rio de Janeiro, que ya cuenta con cuatro otras tiendas, Santa Catarina y Espíritu Santo. Según Edo, la empresa debe cerrar su primer año de operación en Brasil con ventas de US$ 30 millones. En 2011, la red obtuvo 320 millones de dólares en todo el mundo.