La refinería china pagará US$ 7.100 millones para quedarse con el 40% de la unidad brasileña de la petrolera española Repsol-YPF, lo que fortalece la presencia de China en América Latina. La inyección de fondos permitirá al grupo español desarrollar el gran po-tencial de la zona.