La compañía china adquirió en US$ 2.450 millones los activos de petróleo y gas que la estadounidense Occidental Petroleum tiene en Argentina. La operación aún está sujeta a la aprobación gubernamental.