A fines de agosto, la minera japonesa espera cerrar los términos de una transacción con Usiminas, el mayor fabricante de acero plano de Brasil, para adquirir el 30% del capital de su unidad minera. La operación está avaluada en US$ 1.930 millones.