El grupo argentino Techint, a través de su subsidiaria Ternium, elevó su participación en el capital de la siderúrgica brasileña Usiminas y se convirtió en el accionista mayoritario. Ternium acordó la compra del 10,17% del capital de Usiminas que estaba en poder del fondo de pensiones de los empleados del Banco do Brasil (Previ) por medio de la adquisición de un paquete de acciones ordinarias. Al final de la operación, el Grupo Techint-Ternium pasará a controlar el 37,83% de las acciones ordinarias de Usiminas, por lo que supera a la japonesa Nippon Steel, que es dueña del 29,45% de las acciones. El valor de la operación ascendió a US$247 millones.