La empresa brasileña, controlada por la española Telefónica, consiguió US$17.000 millones para comprar a la operadora de telefonía móvil Vivo. Hasta cinco entidades financieras de Brasil prometieron fondos a Telesp luego que Telefónica dijera el mes pasado que compraría por US$ 7.800 millones la participación de Portugal Telecom en una empresa conjunta que controla a Vivo. Una fusión de Telesp y Vivo podría crear la mayor compañía brasileña de telecomunicaciones.