DIJIMOS: Estados Unidos, el principal destino de la droga latinoamericana, avanza discretamente hacia la legalización. La región aún no se da por aludida (“La nueva libertad”, AméricaEconomía Nº 403).

LO NUEVO: El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, tras su campaña para que la región legalice la marihuana, ahora propone legalizar las plantaciones de amapola en su país, de donde se extraen el opio, la morfina y la heroína.