DIJIMOS: “Los bancos españoles estarán obligados a traspasar antes de fin de año sus stocks de activos inmobiliarios a un banco malo, entidad que el gobierno español prefiere denominar “sociedades especializadas” (“Respiración artificial”, AméricaEconomía Nº412).

LO NUEVO: El Parlamento español convalidó oficialmente la reforma que incluye la creación de un “banco malo”. Se indicó que éste comenzará a operar en diciembre de este año y que adquirirá los activos tóxicos con la expresa intención de venderlos en un plazo máximo de 15 años.