En México, un velorio sin café no es velorio. Y es que, según Gayosso, la agencia funeraria más prestigiada de México, sólo el 10% de los asistentes a uno están en estado de aflicción, mientras que el 90% restante en general asiste para socializar y acompañar a los deudos. Pensando en eso, Gayosso se asoció con la cadena de cafeterías Café Punta del Cielo para ofrecer cafés en sus establecimientos. “Los velorios tienen un componente social y para eso necesitas un lugar”, dice el mexicano Pablo González Cid, fundador de Punta del Cielo. De las siete cafeterías-velatorios que tienen planeadas, ya tienen tres instaladas, las que brindan servicio las 24 horas. Estas aperturas forman parte de las 40 nuevas sucursales que tiene planeadas la empresa de Pablo González para este 2010, incluida su expansión a Asia, donde recién inauguraron una cafetería en Hong Kong. “Así como Juan Valdez es el máximo representante del café colombiano, nosotros aspiramos a ser el embajador del buen café mexicano”, dice González, quien tiene una franquicia en Madrid y busca entrar a EE.UU.