¿Café sostenible AAA? Nada fácil, pero no imposible. Y Colombia es un eje central para ello en la estrategia a nivel planetario con la cual Nestlé –la compañía suiza de alimentos– busca satisfacer por un lado la demanda de sustentabilidad y comercio justo que exigen muchos de sus consumidores de alto nivel y, por otro, poder crear nuevos productos masivos de calidad Premium. Para ello creó, hace ya algunos años, el Programa Nespresso Calidad Sostenible AAA. Y las metas son ambiciosas: que el 80% de sus compras de café en 2013 provengan del programa, el cual incluye certificaciones de Rainforest Alliance.

Los caficultores colombianos ya representan el 80% de los productores que a nivel global están vinculados a este programa. De hecho, en 2011, la empresa compró el 25% de sus requerimientos mundiales en Colombia, incrementando en 300% sus compras de café con estándar AAA en el país desde 2006. La multinacional anunció la extensión, por cinco años más, de la iniciativa, con inversiones por US$ 50 millones durante el período. Y como complemento, la Federación Nacional de Cafeteros, los productores y aliados del sector público y privado invertirán US$ 35 millones, convirtiéndose en la intervención de mayor impacto en el sector cafetero a nivel mundial. El objetivo es incrementar la calidad y productividad del café, así como el bienestar de las familias productoras. De esta manera el 75% de la iniciativa financiará las primas de precio como un incentivo para alcanzar los protocolos de sostenibilidad. “El monto de nuestra inversión confirma el rol clave que Colombia y sus productores tienen como proveedores de café de alta calidad”,  dice Guillaume Le Cunff, director de Mercadeo y  Sostenibilidad de Nestlé Nespresso. Hasta ahora, la iniciativa ha beneficiado a 37.000 pequeños cafeteros. La nueva meta es llegar a 45.000.