El 29 de abril el Grupo Santander anunció la adquisición de la totalidad de las acciones de Banco Santander Brasil que no son de su titularidad y que representan el 25% del capital de la filial brasileña. Todo queda en la casa.