Casi 18 millones de millones de dólares será el PBI de China este 2014, según el FMI. Una cifra “similar”, aunque US$200.000 millones menor, a los US$17,4 billones que es la estimación de la misma cifra para EE.UU. No parece algo demasiado relevante, excepto porque cierra un ciclo: en 1889 fue EE.UU. el que le quitó a la China de la época el cetro de la economía de mayor tamaño del planeta. Es cierto, el per cápita de la nación estadounidense cuadruplica al de China, pero -125 años después- una tendencia que tenía unos 3.000 años se ha restablecido.