La empresa brasileña CPFL Renovaveis, anunció en junio la fusión con Dobreve Energia (DESA), otra compañía de energías renovables en Brasil. Alcanzarán una capacidad de 2,1 GW.