En febrero pasado la petrolera YPF adquirió las operaciones argentinas de Apache, de parte de esta compañía estadounidense. Con la compra, YPF espera incrementar su producción de gas en un 15% y convertirse así en el principal operador argentino de este combustible.