São Paulo, en Brasil, es la ciudad sudamericana en la cual el precio de un departamento usado quiebra todos los récords. A US$7.900 el metro cuadrado, allí una unidad de 80 metros puede costar US$632.000. En Lima, en la otra punta de la tabla, un inmueble similar se consigue por, virtualmente, un tercio: US$205.600. Se trata de una información recabada por el Colegio Profesional Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires. El mismo trabajo investiga qué ocurre con los valores de los departamentos de clase media-media y surge una sorpresa: si se exceptúa a las urbes brasileñas, Santiago es la ciudad donde la brecha es más alta y alcanza a casi US$1.400. En cambio, en Bogotá es de apenas US$300.