La industria del acero fue uno de los sectores más golpeados por la crisis. Pero para muchos ejecutivos lo peor ya pasó y ahora llegó el momento de acelerar las inversiones, sobre todo en los países emergentes. Ése es el caso de ArcelorMittal, la siderurgia más grande del mundo, que planea invertir cerca de US$ 5.000 millones en Brasil en los próximos tres a cuatro años, enfocándose en el aumento de la capacidad de producción de acero y del mineral de hierro.“Cuando viajo alrededor del mundo visitando nuestras operaciones en más de 60 países, veo señales de mejoría en todos los lugares”, dijo Lakshmi Mittal, CEO de ArcelorMittal, en un evento realizado en São Paulo a fines de abril.La acerera, cuya sede está en Luxemburgo, también está presente en Argentina y México. “Vemos una recuperación en esos mercados. Pero no vemos en México una recuperación como la de Brasil”, afirmó el máximo ejecutivo de ArcelorMittal, agregando que Argentina se recuperará más lentamente, presentando una mejora en el segundo semestre de este año.