La empresa Maxcom, que fue la primera en integrar el servicio de cuádruple play (telefonía, internet, TV por cable y telefonía celular) en México, hoy intenta adelantarse nuevamente a los gigantes de las telecomunicaciones, como América Móvil y Telefónica, al inaugurar Yuzu, un servicio de televisión on demand vía internet. Y aunque todavía son pocos los canales con los que cuentan, promete que para el Mundial de 2014 sus servicios podrán ser competitivos.

La movida es arriesgada. En la actualidad varios canales entregan su señal de manera gratuita. Eso sí, diferida y con una menor calidad y velocidad a la ofrecida por Yuzu, que opera con una tecnología propia. De todas formas, a la fecha, el número de visitantes simultáneos es reducido como para ponerlo a prueba. Por otro lado, Maxcom compite también con sistemas como Cuevana que, aunque de manera “ilegal”, entregan un amplio catálogo de series y películas actualizado y gratis en sus versiones de baja transferencia de datos.

Gabriel Cejudo, vicepresidente de marketing de Maxcom, tiene confianza en el éxito: “Nuestra apuesta radica en la calidad de la imagen y que la gente opte por la legalidad”, dice. Pero hay más. Ricardo Ortiz, director de nuevos productos de la empresa, asegura que todo lo que corra con HTML 5 podrá visualizar Yuzu, lo que incluye tablets y teléfonos inteligentes y “eso da una ventaja competitiva al sistema” que por el momento sólo funciona dentro de México.