Pasar al contenido principal
Sepa cómo fortalecer la relación con sus trabajadores a través de la gamificación
Martes, Marzo 29, 2016 - 12:48

El juego es un poderoso motivador de la conducta humana y las empresas conocen la influencia que este tiene en el rendimiento de sus profesionales.

 

Este contenido es auspiciado por Comarch.* En los últimos años la gamificación ha ido tomando terreno en algunas empresas que buscan incrementar la fidelización con sus trabajadores, a través del empleo de técnicas de juegos en entornos no lúdicos.

De acuerdo a Alberto Chinchilla, director de Comunicación de la consultora Be Shared, esta herramienta se reconoce como un elemento fundamental para mejorar la comunicación interna y fortalecer las relaciones laborales e incrementar la productividad.

“Las empresas están aprendiendo a aplicar mecánicas y dinámicas de juego en sus entornos de trabajo, siendo conscientes de los beneficios que reporta para el crecimiento de la compañía. Al mismo tiempo, estas tendencias están permitiendo a las empresas estrechar los lazos de unión con los trabajadores, incrementar la fidelización de ellos hacia la marca y mejorar el ambiente de trabajo”, detalló el también arquitecto de marcas y estratega digital.

Desde la empresa de recursos humanos Randstad explican que una correcta implementación de estrategias de gamificación permite pasar de la mera conectividad al engagement (o compromiso), logrando que los miembros de una comunidad, los trabajadores de una empresa, los estudiantes de un instituto, los habitantes de una ciudad -prácticamente cualquier colectivo o individuo- participen de manera dinámica y proactiva en acciones que generalmente requieren un esfuerzo de la voluntad.

“Los beneficios para empleados y empleadores son múltiples: aumento de la productividad, mejor clima organizacional, más satisfacción, motivación, compromiso y responsabilidad; menos rotación y mejores resultados, solo por mencionar algunos”, dijo Viviana Zamorano, consultor de tecnología de Randstad Professionals.

La ejecutiva agregó que el juego es un poderoso motivador de la conducta humana y las empresas conocen la influencia que ésta tiene en el rendimiento de sus profesionales, de modo que fomentarla es una de las claves en las que todo equipo de Recursos Humanos debería reparar y potenciar.

Asimismo, Zamorano enfatizó en que los trabajadores motivados son más comprometidos con la organización y en general están más felices con su empleo, puesto que al ser más productivos consiguen mejores resultados y tienen más espacios de ocio.

Según un estudio publicado por la consultora tecnológica Gartner, el 80% de las empresas más grandes del mundo utiliza como mínimo una aplicación del juego en su actividad, mientras que algunas empresas de tamaño medio han abrazado con convicción la gamificación para formar, motivar y comprometer a sus trabajadores.

Los principales usos

Jorge Uribe, Country Manager de Comarch Chile, empresa que provee de servicios de gamificación a través de su plataforma "Comarch Enterprise Engagement Platform", aludió a que los usos iniciales de la gamificación se llevaron a cabo en las áreas de venta donde el perfil es en general más dinámico y competitivo. Sin embargo, “hemos visto aplicaciones en las más diversas áreas como producción, operaciones, backoffice, e incluso en áreas de servicio como Recursos humanos y Administración”.

Para el especialista, una estrategia de gamificación exige de forma temprana repensar cómo se están transmitiendo los objetivos y cuáles son los esenciales. Esto permite alinear los objetivos de todos los actores, empleados, empleadores y además clientes; que “no olvidemos que son el principal receptor final de estas estrategias, incluso cuando las áreas involucradas no están en directo contacto con ellos”.

“Recuerdo el caso de un retailer que implementó una estrategia de gamificación para su sistema de capacitación y gestión por competencias del back office. Al poco andar, todos los participantes en el programa habían cumplido con las exigencias mínimas y estaban moviéndose a los niveles más avanzados. Tanto así, que hubo que desarrollar nuevos niveles para permitir el avance de los punteros. Este proceso bien llevado permitió aumentar las cifras de eficiencia y productividad muy por encima de la competencia. Hoy se pueden verificar mediciones comparadas de productividad que los sitúan dos o tres puntos por sobre la competencia en productividad, algo que en retail puede marcar toda la diferencia”, destacó Uribe.

Si bien un programa de gamificación B2E bien pensado y ejecutado es capaz de sortear una serie de barreras y filtros distorsionadores en las comunicaciones en las grandes empresas, el ejecutivo señala que es importante enfatizar que una herramienta como ésta no es la aspirina que cura todos los males, ya que es solo una plataforma de precisión para lograr ciertos objetivos de crecimiento o involucramiento dentro de la empresa.

 

Este contenido es auspiciado por Comarch.* 

Imágenes | Cortesía

Autores

Fernando Zúñiga