Pasar al contenido principal
Tres aspectos positivos de tener mascotas según la ciencia
Sábado, Abril 16, 2016 - 13:52

Varios son los estudios hechos en diversas universidades que dan cuenta acerca de la ayuda que implica a las personas la tenencia de animales domésticos.

 
Últimamente, diversas publicaciones científicas incluyen estudios sobre el aporte de las mascotas en la vida cotidiana. Aquí se seleccionan los tres aspectos más destacados en varios estudios.
 
1. Potencian el sentido de la responsabilidad
 
No sólo como compañeros de juegos para niños y niñas es el aporte que una mascota ofrece en un hogar. También implica una efectiva experiencia para que ellos crezcan desarrollando un sentido de responsabilidad hacia los otros.
 
Los perros, por ejemplo, se convierten en maestros excelentes, fuente inagotable de estímulos que despiertan casi todos los sentidos del niño.
 
 
2. Ayudan contra la depresión y reducen el estrés
 
Cuando una persona mantiene un vínculo con una mascota, muchas veces resulta suficiente para levantarse de la cama. Aunque no tenga deseos de hacer nada, el hecho de que tener que darle de comer y, en el caso de los perros, sacarlo a pasear, va a implicar un motivo por el que esa persona haga cosas. 
 
Hay casos en que persona deprimidas no hablen de sus sentimientos con nadie, pero sí los manifiestan con sus mascotas.
 
Recientemente, un equipo psiquiátrico encabezado por la especialista Sandra Baker (Universidad Commonwealth de Virginia, Estados Unidos) midió las ondas cerebrales de dueños de perros antes y después de pasar un rato con ellos. 
 
Los resultados indicaron que tener una mascota y acariciarla de manera frecuente ayuda a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. 
 
Por otra parte, los dueños de mascotas, después de compartir juegos o acariciarlas, experimentan un aumento de oxitocina, se estimula la producción de serotonina y la dopamina, al mismo tiempo que el cortisol se disminuye. 
 
 
3. Refuerzan la autoestima
 
Otros estudios efectuados en las las universidades de Miami y Saint Louis indican que los dueños de mascotas tienen más probabilidad de tener una mayor autoestima. 
 
De hecho, niños y niñas con alguna dificultad y que leen en voz alta delante de su mascota refuerzan su seguridad y confianza, ya que sus amigos animales no se burlan de ellos si se equivocan.
Por lo que ensayando con ellos y aprendiendo de sus errores en un contexto de tranquilidad, pueden manejar mejor las maneras de prepararse y estudiar materias.
 
Además, lo señalado en el último punto del número 2 ayuda también a generar contextos psicológicos de mayor predisposición al aprendizaje. 
 

Autores

LifeStyle