Washington. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declaró este viernes una emergencia nacional por el coronavirus de rápida propagación, abriendo la puerta para proporcionar lo que dijo que eran alrededor de US$50.000 millones en ayuda federal para combatir la enfermedad.

Trump hizo el anuncio en una conferencia de prensa de Rose Garden.

Trump dijo que estaba declarando la emergencia nacional para "desatar todo el poder del gobierno federal". Instó a todos los estados a establecer centros de emergencia para ayudar a combatir el virus.

El presidente estaba bajo presión para que declarar una emergencia de enfermedad infecciosa bajo la ley de 1988 que permitiría a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) proporcionar fondos para desastres a los gobiernos estatales y locales y desplegar equipos de apoyo. 

Este poder que da la ley rara vez se ha utilizado. El ex presidente Bill Clinton en 2000 declaró tal emergencia para enfrentar el virus del Nilo Occidental.

Los demócratas en el Congreso le pidieron expresamente que activara este dispositivo para financiar diversas iniciativas, como las estructuras de atención temporal.