Pasar al contenido principal
Un día con el traje a medida: Engagement
Miércoles, Octubre 12, 2016 - 08:24

Portar este ayudará a que surja en el ejecutivo un efecto de balance que genera bienestar consigo mismo y con sus pares.

Portar un traje de Auto-Engagement sería una especie de "alquiler temporal" que requiere ciertos cuidados y responsabilidades implícitas, tales como mantenerlo al alcance de la vista para utilizarlo en determinados momentos de urgencia; que sea "a medida" del portador, en orden de sus características presentes y que esté en permanente renovación, un traje vanguardista.

El empleado se mira al espejo y ve el reflejo de su nuevo traje Engagement y sin importar espacio ni tiempo; comenzaría a surgir un efecto de balance que genera bienestar consigo mismo y con sus pares. Llega a su trabajo y siente un atisbo de entusiasmo, una fuerte predisposición y ganas de ser protagonista-autor de su jornada. Quien lleva el traje Engagement realiza pequeñas o grandes tareas de manera responsable, transmitiendo positivismo y adrenalina por hacer cada vez mejor las cosas, por innovar y proponer buenas prácticas. Se instaura la mejora continua, la persona tiende a adaptarse al entorno; prevalece una conexión emocional con el empleo, que trasciende la queja, enojo o malestar y prevalece el agradecimiento y valoración de cada logro.

Auto-engagement hace referencia al compromiso que tiene el individuo consigo mismo en un ambiente de trabajo. Término que induce a entusiasmo, libertad, dosis de creatividad, dedicación y responsabilidades asumidas. Asociado al alto rendimiento, es para aquellos empleados que ven más allá del trabajo actual y apuestan por su integridad, por su bienestar a largo plazo. Destrezas y know how, fórmula que potencia competencias técnicas y competencias soft, en pos del logro de los objetivos organizacionales (misión/visión). Auto-engagement es conectar expectativas propias con las de la empresa. Desarrollo de sentido de comunidad, de pertenencia y de auto-valoración. Va más allá de lo que se espera... activista de que las cosas sucedan.

Si bien el ambiente de trabajo limita o bien expande dicho poder; está en cada empleado comprometerse consigo mismo para llevar un empleo saludable y feliz. El portador del traje Engagement busca rodearse de personas positivas, de ambientes de trabajo saludables, de corporaciones que tengan un marcado Employer Branding.

¿Dónde adquirir el traje de auto-engagement? ¿Cómo lograrlo portarlo con la situación de crisis? ¿Con bajos sueldos? ¿Con pocos beneficios? ¿Con malos jefes, líderes o Directores? ¿Con compañeros hostiles? ¿Cómo verdaderamente lograrlo?.

Lo cierto es que de alguna u otra manera las experiencias laborales pasadas, los líderes, referentes, mentores que pasaron por la vida de cada empleado, los equipos de trabajo que lo rodearon pueden marcarlos y dejar alguna que otra huella; pero, bajo ningún punto de vista, determinarlos y coartar su futuro, sus sueños y anhelos. Aquí está la llave: auto-conocimiento y estar en permanente diálogo con referentes talentosos, hoy hay muchas maneras de lograrlo! A través de la hiperconexión, de las redes. Disciplina y orden en pos del auto-engagement, auto-conocimiento, auto-redefinición, auto-gestión y auto-exilio de la zona de confort. Es trascendental, al momento de ingresar a una organización, percibir un poco más allá y analizar si es el espacio adecuado: si se imagina portando el traje de Engagement un tiempo y quién dice lo encarna, internaliza y finalmente lo adquiere como su estilo de vestimenta-vida.

Por Humany para MDZOL.COM.

Autores

Humany