Elobservador.com.uy El balneario de Maldonado, situado entre Montevideo y Punta del Este, al sur de Uruguay, parecía destinado al estancamiento.

Sin embrgo un paquete de 17 proyectos inmobiliarios ubicados a lo largo de la costa que totalizan inversiones por US$ 400 millones prometen volver a dinamizar el mercado laboral con la generación de nuevos puestos de trabajo.

La Junta Departamental de Maldonado dio luz verde a los primeros tres proyectos de viabilidad presentados ante la intendencia: uno que se levantará en Piriápolis y otros dos en la zona de Manantiales. Aunque las autoridades locales esperan que alguna de las obras se ponga en marcha sobre fin de 2017, el grueso de los emprendimientos comenzará el año próximo.

Los desarrollos proyectados totalizan 240 mil metros cuadrados de construcción. Se ubican en las paradas 2, 17 y 33 de playa Mansa, la calle Gorlero, el complejo Solanas, avenida Roosevelt (parada 16), intersección de las rutas 10 y 104, exhotel Las Dunas, Aidy Grill, Manantiales, rambla de playa Mansa y calle Miguel Ángel, Eje Aparicio Saravia (Rincón del Indio) y Piriápolis.

Cada una de las iniciativas promovidas cuenta con un cronograma de ejecución de obras exigido por la intendencia. Allí se establece un plazo para iniciar los trabajos que no podrá superar los dos meses contados a partir de la aprobación del permiso de construcción, que deberá ser presentado también dentro de los 60 días a partir de la aprobación de la consulta de viabilidad. Asimismo, se fija de antemano una fecha de finalización. Esos requisitos llevaron a que un par de desarrolladores privados retiraran proyectos que habían presentado en consulta ante la comuna.

El 70% de la mano de obra que se utilice en los nuevos desarrollos inmobiliarios deberá tener residencia comprobada en la zona, según se establecerá por decreto municipal.

Además, cada una de esas obras no podrá paralizarse y se considera detenida cuando cuente con una dotación de personal inferior al 50% del necesario para el tipo de construcción, según la etapa en la que se encuentre. De no cumplirse con esos requisitos, los proyectos perderán los beneficios fiscales para los permisos de obra nueva o ampliación de edificaciones existentes otorgados por la intendencia.

Por otro lado, el 70% de las personas que empleen los emprendimientos en la etapa de obras deberán tener con anterioridad jornales registrados por el Banco de Previsión Social (BPS) en el departamento de Maldonado. Eso como forma de priorizar mano de obra que ya está radicada en la zona.

"En ningún caso vamos a abrir la puerta para que alguien que tenga un terreno que vale 10 obtenga un permiso por el que el terreno pase a valer 20 y salga a revolearlo en el mercado. Los proyectos son de gente que se compromete a ejecutarlos", dijo el director de Planeamiento de la Intendencia de Maldonado Roberto Chiacchio.

Los proyectos. Destaca el edificio de World Trade Center que se proyecta sobre Gorlero y calle 23 frente a la plaza Artigas y a dos cuadras del puerto. Se trata de un edificio de 25 pisos que se destinará a oficinas de servicios, algo similar a lo que hoy ya funciona próximo al puerto del Buceo en Montevideo.

En la parada 17 sobre la rambla Claudio Williman se proyectan otras tres torres de apartamentos impulsadas por el empresario argentino Sergio Grosskopf, mientras que en la parada 18 el estudio Weiss Mora Weiss promueve la construcción de otra torre de lujosos apartamentos.

Además, en el complejo Solanas se impulsan seis torres de cuatro pisos cada una y otras dos en predios ubicados en las paradas 2 y 3 de la avenida Roosevelt. También hay presentado un proyecto para reconstruir un esqueleto en parada 16 de la misma avenida.

En Rincón del Indio, próximo a playa Brava, hay otros tres proyectos: uno conformado por dos torres y otro de siete torres de entre 63 y 79 metros de altura, más dos bloques de 15 metros en altura. Otro edificio de 21 pisos con centro comercial se ubicaría próximo al sanatorio Mautone de Maldonado.

Por su parte, el hotel Las Dunas de Manantiales –que hoy está abandonado– será demolido. En ese predio sobre la playa se levantarán cuatro bloques de apartamentos en propiedad horizontal. La inversión será de unos US$ 40 millones y totalizará 15.610 metros cuadrados. Las obras se extenderán alrededor de dos años y medio. El hotel Las Dunas fue construido en la década de 1990 y tras ser rematado el año pasado es hoy un "elefante blanco".

En la zona de ruta 10 y 104 hay proyectadas tres torres de cinco pisos y habitaciones individuales por 18.456 metros cuadrados de construcción. Otra de las inversiones se ubica en Piriápolis, con un edificio de cuatro pisos que totaliza 2.432 metros cuadrados y es promovido por la firma Gasalla.

La directora general de Urbanismo de la Intendencia de Maldonado, Soledad Laguarda, explicó que los proyectos presentados son impulsados por capitales nacionales y extranjeros. En su gran mayoría ya han invertido en la zona y tienen otros emprendimientos en el departamento. Cada uno de los proyectos enviados por los técnicos de la intendencia deberá pasar en los próximos meses por la Junta Departamental para su aprobación