Pasar al contenido principal
Uruguay en riesgo inminente de dengue autóctono
Viernes, Enero 8, 2016 - 08:16

Hay dos personas de Montevideo en evaluación por posible contagio en el exterior.

El Observador. Vaciar los baldes, dar vuelta las botellas o cualquier recipiente que pueda ser un criadero de larvas de mosquito, cambiar el agua de los floreros cada tres días, son algunas de las recomendaciones que el Ministerio de Salud Pública (MSP) realiza en una nueva campaña para evitar el dengue, chikungunya y zika, tres enfermedades cuyo vector es el mosquito Aedes Aegypti.

Cada año, cerca de 15 personas son diagnosticadas con dengue en Uruguay, uno de los únicos tres países de América que no tiene casos autóctonos hasta el momento, junto a Chile y Canadá. "Hay un riesgo inminente" de que se registren casos autóctonos por la alta prevalencia e incidencia que hay en los países de la región, como Brasil y Argentina", razón por la cual "estamos muy preocupados", indicó la subsecretaria del MSP, Cristina Lustemberg.

En este momento dos personas están siendo monitoreadas en Montevideo por un posible contagio de dengue cuando se encontraban de viaje en el exterior, que podrían ser los primeros casos de dengue importado del año. Los síntomas iniciales del dengue como de chikungunya y zika son similares, por lo que se pueden confundir: fiebre alta, dolor de cabeza, dolor de las articulaciones, malestar general y posibilidad de erupciones en la piel.

El MSP no descarta la posibilidad de que Uruguay registre sus primeros casos autóctonos de dengue, la enfermedad más problemática y grave de las tres. "Sabemos que puede ocurrir", expresó la subdirectora general del MSP, Raquel Rosa, en una conferencia de prensa esta mañana.

En cuanto al virus zika, se lo relaciona con malformaciones en bebés que nacieron de embarazadas que presentaban esta enfermedad. Por esa razón, el MSP reiteró la importancia del cuidado de las mujeres embarazadas que viajen a los países donde se registraron casos de la enfermedad: Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Puerto Rico, Paraguay y Venezuela.

Desde 1997 se encuentra el mosquito transmisor del dengue en Uruguay. "El mosquito no va a desaparecer, pero hay que lograr que no tenga un lugar donde crecer", agregó Rosa.

El riesgo de las inundaciones

En estas últimas semanas, Uruguay ha registrado una gran cantidad de precipitaciones que provocaron grandes inundaciones en cinco departamentos del país: Paysandú, Artigas, Rivera, Rio Negro y Salto. Al aumento del número de mosquitos que se da de forma natural en esta época del año, se le suman las inundaciones. Hay una ola de mosquitos que puso en alerta a la cartera de Salud. Por esa razón, y por el aumento de posibilidades de contraer enfermedades como Hepatitis A, "se mantiene la alerta sanitaria", indicó Lustemberg.

Las inundaciones aumentan el riesgo y la posibilidad de que recipientes de cualquier tipo funcionen como criadero de larvas, por lo que el MSP enfatizó en el cuidado que las personas deben tener para vaciarlos y utilizar repelente de manera adecuada.

Para las personas que fueron evacuadas y retornan a sus casas, deben tener conocimiento sobre la situación del domicilio, "es importante la limpieza, los riesgos con la electricidad, y tener la seguridad de que cuando se ingresa esta libre de cualquier tipo de contaminación", indicó Rosa.

Desafío "Cero Aedes"

El MSP tomó como idea el Ice Bucket Challenge, una campaña para ayudar a enfermos de esclerosis múltiple, pero con otro propósito. En lugar de desafiar a tres personas a tirarse un balde de agua helada, la campaña de la cartera de la salud apunta a que se desafíe a vaciar cualquier recipiente donde se pueda estancar agua, para evitar la propagación del mosquito transmisor del dengue.