Pasar al contenido principal
Vacunas de ARN mensajero: Una sola para enfrentar diferentes enfermedades
Martes, Agosto 2, 2016 - 07:00

Se trata de una opción que, con tan solo días de preparación, podría adaptarse para atacar diferentes enfermedades graves como Ébola y el Zika.

Reuters. Un tipo de vacuna experimental que se puede hacer en tan sólo una semana y ha protegido a ratones contra la influenza, virus Ébola y Zika es una promesa para responder rápido a los brotes de enfermedades en las personas, de acuerdo con investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Los científicos del MIT dijeron que su vacuna, aún en las etapas tempranas de desarrollo, aprovecha el ARN mensajero, un material genético que puede ser programado para combatir cualquier enfermedad viral, bacteriana o parasitaria por provocar una respuesta inmune amplificada en el cuerpo. El ARN mensajero se pone en una molécula que lo entrega a las células para generar una respuesta inmune contra un patógeno particular.

Los investigadores dijeron que su enfoque permite la creación rápida de vacunas personalizadas para luchar contra diversos patógenos, en contraste con el largo tiempo necesario para el desarrollo de las vacunas tradicionales. Una vacuna contra el ARN se diferencia de la mayoría de los tipos actuales que implican una forma inactivada de virus u otros agentes patógenos.

"Cuando hay una necesidad extraordinaria y necesita algo seguro, entonces tenemos la capacidad de hacer que eso suceda", dijo Omar Khan, un ingeniero químico del MIT que ayudó a desarrollar la tecnología. "Así cosas como el Zika o el reciente brote de Ébola, se pueden responder rápidamente dentro de siete días", dijo Khan.

El actual brote del virus Zika, que se está extendiendo rápidamente en América y se ha encontrado que causa un defecto congénito grave llamado microcefalia, ilustra el valor de una vacuna que podría ser programado de forma rápida frente a un patógeno particular.

Los investigadores de todo el mundo están compitiendo para producir una vacuna contra el Zika. Pero las vacunas convencionales, hechas a partir de una versión purificada pero inactiva del virus, pueden tomar meses o años de fabricar. Y si bien la idea de utilizar el ARN mensajero ha existido durante décadas, un paquete para entregar en las células ha demostrado ser difícil de diseñar.

Los investigadores envasaron las vacunas de ARN en moléculas cuya forma y carga eléctrica pueden manipular, lo que les permite entrar en las células de la misma manera que lo hacen los virus, según Daniel Anderson, profesor del MIT de biología aplicada e ingeniería química.

Los científicos desarrollaron y probaron vacunas contra Ébola y la gripe H1N1 y resultaron ser 100% eficaz en ratones de laboratorio en un estudio publicado, en julio, en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

A partir de ese estudio, según Kahn, los investigadores han probado una vacuna de ARN contra el Zika en ratones y han tenido resultados igualmente exitosos.

"La nanopartícula va dentro de la célula y luego libera este ARN, y luego el ARN hace copias de sí mismo y también hace proteínas que son antígenos (que inducen una respuesta inmune). Así que estos son los mismos tipos de proteínas que podrías recibir por una vacuna", dijo Anderson.