Londres. Las bolsas europeas pusieron fin a una racha de cuatro sesiones de alzas y cerraron este viernes con una fuerte pérdida, después de datos de empleo en Estados Unidos que decepcionaron y de una caída de las acciones financieras.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó de un alza de las nóminas de empleo de 431.000 en mayo, muchas menos que las 513.000 que pronosticaron analistas en una encuesta de Reuters.

Las acciones del banco francés Societe Generale cayeron 7,6% por las preocupaciones por sus operaciones de derivados. No obstante, una portavoz de la entidad dijo que "si hubiese algo de que informar lo habríamos hecho".

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una baja del 1,9% a 998,6 puntos. Sin embargo, terminó la semana con un alza del 0,1%.

"Hoy (viernes) es el día de las malas noticias y no ha habido ningún respiro entre ellas", dijo Mike Lenhoff, estratega jefe de Brewin Dolphin. "Es muy decepcionante que los datos de empleo fueran peores de lo que todo el mundo esperaba", añadió.

Los mercados también se asustaron después de que el portavoz del primer ministro húngaro respaldó la visión de que su país sólo tiene una ligera oportunidad de evitar una crisis de deuda como la de Grecia.

Las acciones de la petrolera BP recortaron sus ganancias iniciales y terminaron con un alza de 0,3%. La empresa resistió la presión política para evitar abonar dividendos el viernes, mientras su pozo sigue vertiendo petróleo en el Golfo de México.

No obstante, otros títulos empresas energéticas cayeron en línea con una baja de los precios del crudo de 3,6%, luego de que el dato de empleo enfrío el optimismo por anteriores señales de recuperación económica.

Los títulos de BG Group, Royal Dutch Shell, Total  y Cairn Energy  perdieron entre 1 y 2,9%.

En los mercados nacionales, el índice británico FTSE 100 perdió 1,6%, el alemán DAX  bajó 1,9% y el francés CAC 40 retrocedió 2,9%.

El índice español Ibex perdió 3,8%, el portugués PSI 20 bajó 2,2% y el italiano FTSE MIB retrocedió 3,8%.