Sao Paulo. El ritmo de la inflación al consumidor en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, disminuyó en mayo debido a que los precios de los alimentos se desaceleraron en el período, informó el miércoles la fundación de investigación Fipe.

Fipe, afiliada de la Universidad de Sao Paulo, señaló que su índice de precios al consumidor subió un 0,22% en mayo, lo que se compara con el avance del 0,39% de abril.

La lectura se situó dentro de las proyecciones del mercado que apuntaban a un aumento de entre un 0,22% y un 0,33%.

Los precios de los alimentos subieron un 0,11% en el período, lo que se compara con el incremento del 1,36% del mes anterior.

En tanto, los costos de las viviendas aumentaron un 0,21% en mayo frente al alza del 0,03% de abril.

Dado que las últimas cifras de inflación mostraron signos de aceleración, en abril, el banco central elevó la tasa referencial Selic en 75 puntos base al 9,50% anual.