Asunción. Los precios minoristas en Paraguay bajaron 1,0% en mayo, debido principalmente a una caída en alimentos de consumo masivo, dijo este martes el Banco Central.

El índice fue inferior a la nula tasa registrada en el mismo mes de 2009 y situó a la inflación acumulada en el año en 1,6%, una tasa mayor a la deflación de 0,9% observada en el mismo período del año anterior.

La inflación interanual, de los últimos doce meses, fue de 4,5%, superior al índice de 2,2% observado en el mismo período de 2009, pero inferior a 5,5% registrado a abril de este año.

En abril pasado, la inflación minorista fue de 0,8%.

El Gobierno proyecta cerrar 2010 con una inflación de alrededor de 5%, con un margen de tolerancia de 2,5 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

El Banco Central dijo en un informe que el resultado observado en el mes de mayo se debe principalmente a que algunos bienes alimenticios de la canasta, como panificados, aceites, azúcar y hortalizas, registraron una baja de precios tras varios meses de aumentos consecutivos.

"Observaron importantes reducciones en sus cotizaciones los rubros hortícolas como consecuencia del aumento de la oferta nacional y un mayor ingreso de estos productos vía importación, especialmente de los países vecinos", dijo el informe.

El documento además señaló que otros productos alimenticios, como la carne vacuna y los lácteos, registraron un incremento en sus precios, al igual que el gas licuado de uso doméstico y los combustibles.

Paraguay concluyó 2009 con una inflación minorista de 1,9%, el índice más bajo de las últimas cuatro décadas, debido a una reducción del consumo producto de una marcada recesión que provocó una caída de 3,8% del Producto Interno Bruto.

El país espera cerrar 2010 con un crecimiento económico de cerca de 6%.