México DF. La bolsa mexicana cayó este martes un 2.47% ante persistentes temores desde China hasta Europa sobre el ritmo de recuperación de la economía global y por un ajuste tras una fuerte alza en la sesión previa.

El principal índice bursátil, el IPC, cerró la sesión en 31,245 puntos. El mercado registró un volumen de 351.2 millones de acciones negociadas.

La bolsa de Brasil cayó con fuerza el martes, presionada, además de los temores por los efectos de la eurozona, por la baja de las acciones de empresas de materias primas y en medio de la desaceleración de la industria china y la caída global del sector petrolero.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, Bovespa, cerró preliminarmente con una caída de un 1,9%, a 61.849 puntos.

Persisten las preocupaciones. Los temores de los inversionistas globales continúan tras las advertencias del Banco Central Europeo (BCE) de que la zona euro podría enfrentar una ola de pérdidas crediticias, mientras que datos oficiales mostraron que el crecimiento manufacturero de China se desaceleró en mayo.

El índice oficial de gerentes de compra de China retrocedió a 53.9 en mayo desde 55.7 en abril, una cifra ligeramente menor al pronóstico promedio de los especialistas consultados por Reuters.