Santiago. Una inesperada caída en la tasa de desempleo en Chile, un vigoroso desempeño de la banca y la última minuta del Banco Central afianzaron este lunes la idea que el organismo rector subiría la tasa clave en al menos 25 puntos base durante junio, estimaron analistas.

El mismo Banco Central alertó temprano este lunes, al difundir la minuta de su última reunión, que había evaluado en mayo la opción de subir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en un cuarto de punto porcentual, ante un esperado dinamismo que ya comienza a mostrar la actividad económica, pese a los devastadores efectos del terremoto de febrero.

Sin embargo y en medio de las turbulencias externas, el consejo del instituto emisor decidió mantener la tasa clave en un mínimo del 0,5%, aunque anticipó que estaba cerca el momento para iniciar un alza gradual de la tasa, que se mantiene en su actual nivel desde mediados del año pasado.

Opiniones. Según Santander GBM, el Banco Central enfrentaría un escenario "macro" marcado por un mayor crecimiento liderado por la demanda local y una recuperación del sector industrial tras el terremoto de fines de febrero.

"Creemos que las opciones para el Banco Central en junio serán subir 25 puntos base o 50 puntos base la tasa de referencia", dijo Santander GBM en un reporte.

El mercado laboral también apoyaría las perspectivas de un mayor consumo privado y un alza de gradual de la tasa, luego de que el lunes el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que la tasa de desempleo cayó a un 8,6% en el trimestre febrero-abril.

La cifra de desocupación fue mejor a la esperada por analistas, pese a los negativos efectos del terremoto, que dejó más de 500 fallecidos y medio centenar de desaparecidos.

"El factor terremoto podría compensar la situación en el segundo semestre (invierno austral) gracias a sectores como el de construcción y crear bastantes empleos, eso también puede haber impulsado la cifra actual", dijo Claudio González, gerente de estudios de la correduría Tanner.

Fuertes ganancias en la banca.  En una señal de la mayor demanda interna, el regulador local informó el lunes que el sistema bancario chileno obtuvo ganancias por unos US$1.064 millones entre enero y abril, un alza interanual del 52,1%, apoyada en mayores préstamos y un mejor margen de intereses.

El potente dinamismo de la banca chilena ha sido acompañado por otros sectores de la economía que muestran también un sólido desempeño, como la producción industrial, la minería y las ventas de los supermercados.

La semana pasada, el Gobierno informó que la producción industrial chilena escaló un 21,5% en abril frente al mes anterior, en una señal de que los efectos del terremoto quedaron atrás y que se acerca el momento de iniciar un gradual ciclo de alzas de tasas.

"Estas cifras dejan entrever que se ha intensificado el cierre de holguras de capacidad, lo cual eventualmente impulsaría al Banco Central a iniciar el proceso de alzas de la TPM en el mes de junio", dijo la correduría Banchile en un reciente informe.

Analistas dijeron que ahora toma más fuerza la idea de un alza de medio punto porcentual en la reunión del 15 de junio.

"Esperamos que el Banco Central inicie la normalización del extraordinario impulso monetario actual en junio, con un alza probablemente de 50 puntos base para terminar el año en 2,5 por ciento, un nivel expansivo considerando que estimamos que la tasa neutra se ubica entre 5-6 por ciento", dijo Santander GBM.

"En un mediano plazo, de continuar el actual ritmo de crecimiento de la demanda interna, el cierre de brechas y presiones de inflación de demanda implicarían una TPM en un nivel neutro (5 por ciento) ya en el tercer trimestre del 2011", agregó la entidad.