La Bolsa de Sao Paulo ha vuelto a paralizar sus operaciones durante media hora tras caer más de un 12% este lunes, hasta los 72.321,99 puntos, en el contexto de las restricciones que varios países han adoptado para paliar la pandemia del coronavirus, el desplome de los precios del petróleo y la caída de las bolsas a nivel mundial.

Este 'circuit breaker' es el quinto que realiza el selectivo brasileño en el mes de marzo. Esta operación se pone en marcha cuando el Ibovespa cae más de un 10%.

Respecto al cierre de este lunes anterior, cuando la Bolsa de Sao Paulo cerró en 86.065,57 puntos, ha caído un 15,9%. Este día fue el primero en el que el Ibovespa realizó su primer bloqueo de operaciones en marzo.

En caso de que, tras retomar la actividad, la Bolsa de Sao Paulo caiga más del 15% las operaciones se suspenden durante una hora.

En otras plazas latinoamericanas como el S&P chileno o el Colcap colombiano, sus valores registraron pérdidas del 9,15% y del 6,28%, respectivamente.