Ciudad de México.- La bolsa mexicana perdió este miércoles por duodécima sesión, extendiendo su peor racha de caídas en más de tres décadas, mientras que el peso también se depreció ante la incertidumbre respecto a la disputa comercial entre Estados Unidos y China y su potencial impacto en el crecimiento global.

Washington dijo que elevará aranceles a productos chinos importados por un valor de US$200.000 millones desde un 10% a un 25%, una medida que profundiza la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

* El referencial índice S&P/BMV IPC, integrado por las acciones de las 35 firmas más líquidas del mercado, cedió un 0,40%, a 43.410,74 puntos, en sus mínimos de más de un mes, con un volumen de 141,8 millones de títulos negociados.

* Se trata de la racha de caídas más prolongada de la bolsa mexicana desde al menos enero de 1987.

"Se conjugaron los elementos internos con externos", dijo el analista de CI Banco, James Salazar.

* Previo a las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, la plaza bursátil local fue golpeada recientemente por un periodo de reportes corporativos calificado por analistas como nada sorprendente y la publicación de datos débiles del crecimiento de la economía local.

* "Se conjugaron los elementos internos con externos", dijo el analista de CI Banco, James Salazar.

* Las acciones de la gigante de telecomunicaciones América Móvil fueron las que contribuyeron a la baja del miércoles, con un 1,78% menos a 13,24 pesos.

* El peso cotizaba en 19,1208 por dólar a las 15.17 hora local (2017 GMT), con una pérdida de 0,47%, u 8,88 centavos, frente a los 19,0320 pesos del precio de referencia de Reuters del martes. La divisa local llegó a depreciarse hasta las 19,13 unidades.

* El principal negociador chino en materia de comercio, el viceprimer ministro Liu He, viajará a Washington para asistir a las conversaciones del jueves y viernes, en busca de hacer una última oferta para salvar las negociaciones comerciales entre ambas potencias.

* En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años bajó un punto base a 8,14%, al igual que la tasa a 20 años que cerró en 8,50%.