El Promedio industrial Dow Jones perdió más de 1.000 puntos por tercera vez esta semana en operaciones intradía, mientras el rápido avance del brote del coronavirus elevaba el temor a una recesión mundial este viernes.

A las 1537 GMT, el Dow Jones bajaba 905,21 puntos, o un 3,46%, a 24.875,61 unidades; el índice S&P 500 disminuía 91,27 puntos, o un 3,06%, a 2.887,49 unidades; y el Nasdaq Composite cedía 207,08 puntos, o un 2,42%, a 8.366,40 unidades.

Durante la semana, los temores sobre el virus restaron casi US$3 billones al valor combinado de mercado de las firmas del S&P 500, dejando a los tres principales índices en camino a su peor semana desde la crisis financiera mundial de 2008.

Mientras el mundo se prepara para una probable pandemia, los inversores se abalanzaban sobre los activos seguros, profundizando la inversión de la curva de rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense, una clásica señal de recesión.

El referencial S&P 500 perdía cerca de un 12% desde el récord máximo que tocó la semana pasada, confirmando el jueves la corrección más rápida de su historia.

Los 11 sectores del S&P 500 caían al menos un 2%. La división de servicios defensivos, la de bienes de primera necesidad y la inmobiliaria cedían más de un 3%.

"Esta venta es algo extrema para algo de lo que no sabemos mucho aún", dijo Robert Pavlik, estratega jefe de inversión de SlateStone Wealth LLC en Nueva York.

"Lo que sí sé es que el coronavirus no nos va a llevar a una crisis financiera duradera. Podría llevarnos a una recesión técnica, pero la verdadera preocupación es si hará que el consumidor estadounidense recorte su gasto", agregó.