El aumento de los casos de coronavirus fuera de China provocaba pérdidas de valor de US$420.000 millones en las bolsas europeas el lunes, mientras los inversores buscaban refugios en el oro ante los temores de un mayor impacto del brote en el crecimiento mundial.

Con una caída del 4,2%, la bolsa milanesa se dirigía a su mayor pérdida porcentual desde junio de 2016 tras conocerse que Italia sufre el mayor brote del virus en Europa, con cuatro personas muertas a causa de la enfermedad desde el viernes y más de 150 casos notificados.

El STOXX 600 paneuropeo caía un 3,4% y estaba en camino de su mayor caída porcentual intradiaria desde que Reino Unido votó a favor de salir de la Unión Europea en junio de 2016.

El índice principal de Londres bajaba un 3%, con el petróleo y los valores vinculados al turismo entre los mayores damnificados, incluso a pesar de que la tasa de nuevas infecciones en China bajó y el país relajó las restricciones de movimiento en varios lugares como Pekín.

"El debate clave es qué parte de este miedo se convierte en realidad", dijo Chris Bailey, estratega de valores europeos de Raymond James en Londres.

Entre los peores resultados del STOXX 600 estaban las acciones de las aerolíneas, con EasyJet, Ryanair, Air France y Lufthansa bajando entre el 7,4% y el 12,6%. El índice de viajes y ocio de Europa caía un 5,4%.

Los fabricantes de bienes de lujo, las mineras, fabricantes de automóviles, tecnología y la banca, todos sensibles a las expectativas del crecimiento global, bajaban entre un 4% y un 5%.

Los valores alemanes, estrechamente ligados a China por el peso de sus exportaciones, bajaban un 3%, haciendo caso omiso al índice de confianza empresarial Ifo, que mostró una subida inesperada en febrero y alivió la inquietud sobre una recesión en la mayor economía de Europa.

El grupo Associated British Foods, propietario de Primark, bajaba un 1,7% tras advertir sobre una posible escasez de suministro en el año fiscal 2019-20 si se prolongan los retrasos en la producción de las fábricas en China debido al coronavirus.