Bogotá. Los mercados de activos de América Latina acentuaron este jueves sus pérdidas, en medio de una generalizada aversión global al riesgo derivada del impacto del coronavirus y la cada vez mayor percepción de que los estímulos no serán suficientes para prevenir una recesión económica.

La incertidumbre se disparó después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso duras restricciones a los viajes desde Europa.

"Los mercados están cada vez más preocupados por el impacto negativo que tendrá el coronavirus en la economía global y la utilización política del virus, por parte del presidente estadounidense, exacerbó aún más esa sensación", dijo Ricardo Evangelista, analista senior de ActivTrades, en una nota.

"Tal como están las cosas, no sorprendería si activos refugio siguen cotizando al alza y pérdidas para activos relacionados con el riesgo", agregó.

El Fondo Monetario Internacional instó a los países a trabajar en conjunto para responder a la rápida propagación del brote y pidió más donaciones para ayudar a las naciones más pobres a lidiar con él.

El Fondo Monetario Internacional instó a los países a trabajar en conjunto para responder a la rápida propagación del brote y pidió más donaciones para ayudar a las naciones más pobres a lidiar con él.

El peso mexicano se depreciaba un 4%, mientras que el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC se desplomaba un 8%, lo que llevó a una suspensión transitoria de las negociaciones.

En Brasil, el índice Bovespa se desplomó un 15,43% y accionó el mecanismo de detención de operaciones por segunda vez en la sesión, lo que llevó a que las negociaciones se suspendieran por una hora, mientras el real traspasó el umbral de 5 unidades por dólar por primera vez en su historia pese la intervención del Banco Central en el mercado de divisas.

En Argentina, el peso bajaba un 0,93% y en la bolsa el índice Merval retrocedía un 8,93%.

El peso colombiano se desvalorizaba un 3,92% y el índice referencial de la bolsa, el COLCAP, se deslizaba un 7,11%.

El peso chileno operaba con retroceso de un 1,83% luego de tocar más temprano un mínimo histórico de 856,80 unidades por dólar, en una jornada de alta volatilidad, en tanto que el principal índice de la Bolsa de Comercio de Santiago, el IPSA se desplomaba un 6,5%.