Bogotá. Los mercados de monedas y acciones de América Latina cerraron este miércoles en terreno negativo, debido a la aversión al riesgo por los temores a que regresen los confinamientos ante el avance de los contagios de coronavirus, en la antesala de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Los agentes migraron hacia activos en dólares anticipándose a decisiones de las autoridades alrededor del mundo en torno a nuevas medidas para contener un nuevo pico de la pandemia, inicialmente en Europa, en donde más temprano se daban liquidaciones en los mercados.

Alemania anunció planes para cerrar grandes sectores de la vida pública durante un mes, mientras que Francia endureció aún más los controles a medida que el COVID aumenta en Europa y los mercados financieros caen por los probables costos de una segunda serie de restricciones.

"Si bien la acción regional ayudó a aliviar gran parte del impacto negativo del mercado en los últimos meses, el fuerte aumento de los casos de COVID en toda Europa claramente exige medidas más drásticas", dijo Joshua Mahony, analista senior de mercados en IG.

En Brasil, el real se depreció un 1,42% a 5,76 unidades por dólar y el índice de acciones Bovespa se desplomó un 4,22, su mayor caída porcentual diaria desde abril.

El peso mexicano cayó un 1,1% al tiempo que en la bolsa, el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC lo hizo en un 1,6%.

El peso colombiano culminó con caída de un 0,55% a 3.830,50 unidades por dólar y el índice referencial de la bolsa, el COLCAP se derrumbó un 3,63%.

El peso chileno cerró las operaciones del miércoles con una baja de un 0,34%, a 773,60/773,90 unidades por dólar, en medio del avance de la divisa estadounidense y un retroceso en el precio del cobre, el principal envío del país, al tiempo que el índice IPSA de la Bolsa de Santiago cerró con caída de un 1,83%, a 3.629,48 puntos.

La moneda peruana se depreció un 0,17% a 3,612/3,614 unidades, tras intervención del banco central con US$10 millones en el mercado spot.

En Argentina, el índice Merval se contrajo un 6,8%.