Las principales monedas de América Latina se desvalorizaban el lunes en la apertura de la jornada ante la fortaleza del dólar y la expectativa de la posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos esta semana en medio de crecientes casos de COVID-19.

Las bolsas, en tanto, operan dispares en una sesión lenta debido a que los mercados estadounidenses permanecen cerrados por un feriado.

Aunque el presidente saliente Donald Trump ha criticado públicamente la fortaleza del dólar durante años, se espera que Janet Yellen, elegida por Biden para hacerse cargo del Tesoro, deje en claro que el país no busca un dólar más débil. 

El peso mexicano se depreciaba un 0,43% a 19,8580 por dólar, mientras que el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC -integrado por las acciones de las 35 firmas más líquidas del mercado- subía en sus primeras operaciones un 0,28% a 46.021,60 puntos.

En Brasil, el real operaba estable a 5,2917 unidades por dólar; mientras que el índice de acciones Bovespa subía un 1,16% a 121.750,21 puntos.

 En Argentina, el peso inició la jornada con una baja de 0,39% a un mínimo histórico de 86,08 por dólar. En tanto que en la bolsa el índice Merval perdía un 0,88% a 50.053,70 unidades.

En Colombia el índice referencial de la bolsa, el COLCAP, bajaba un 0,24% a 1.449,12 puntos, aunque el peso no operaba debido al festivo en Estados Unidos.

El peso chileno bajaba un 0,72% a 738,70/739,00 unidades por dólar, presionado por el inicio, a partir del lunes, de un programa de compras de divisas por parte del Banco Central para reponer y ampliar sus reservas.

En tanto, el índice IPSA de la Bolsa de Comercio de Santiago, bajaba un 0,63%, a 4.543,18 puntos.

Dólar toca máximos de un mes

El dólar se apreció por tercer día consecutivo, el lunes 18 de enero, a un máximo de cuatro semanas cuando una corriente de aversión al riesgo barrió los mercados de divisas, derribando al dólar australiano y a la libra esterlina.

Las principales monedas se mantuvieron dentro de rangos acotados y observan cuidadosamente la postura de la nueva administración sobre el dólar.

El plan de Biden para un paquete de estímulo de US$ 1,9 billones también impulsó un aumento generalizado de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos y revirtió una caída de finales de 2020 en el valor del dólar.

Ante esto, el índice dólar subió a un máximo de un mes el lunes y se negoció a 90,94, su nivel más alto desde el 21 de diciembre.

"La historia sugiere un fuerte patrón estacional que apunta a la posibilidad de una mayor fortaleza a corto plazo, pero este sesgo estacional podría resultar menos contundente este año dado que el amplio contexto macroeconómico sigue siendo consistente con el optimismo continuo y el apoyo a los activos de riesgo", dijeron estrategas de MUFG en un nota semanal.

En tanto, el euro caía a un mínimo de seis semanas de 1,2054 dólares.