Brasilia. La Cámara baja del Congreso brasileño tiene previsto votar este miércoles una histórica reforma del sistema de pensiones, lo que provocó un avance de los mercados por el creciente optimismo de que el proyecto sea aprobado en su primera ronda.

El índice referencial de acciones Bovespa trepaba más de un 1% y superó el umbral de los 106.000 puntos por vez primera en su historia, mientras que el real tocaba su nivel más alto en cuatro meses, por apuestas de los operadores de que será superado este prolongado obstáculo legislativo.

Al ser preguntado sobre las perspectivas de su proyecto de reforma, el presidente Jair Bolsonaro dijo "¡Victoria!". Su jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni, dijo que el gobierno cuenta ya con los apoyos suficientes para lograr la aprobación.

Lorenzoni dijo que el gobierno puede contar con los votos de 330 legisladores, por encima de los 308 necesarios para su aprobación. También indicó que, si todo marcha bien este miércoles, la segunda ronda de votaciones en la Cámara baja se celebrará el viernes, antes de que el Congreso empiece un receso el 18 de julio.

El jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni, dijo que el gobierno puede contar con los votos de 330 legisladores, por encima de los 308 necesarios para su aprobación.

Las reformas son un pilar clave de la agenda económica de Bolsonaro, que busca que las finanzas públicas del país vuelvan a ser saludables, ahorrando a las arcas públicas cerca de 1 billón de reales (US$263.000 millones) durante la próxima década.

Su ministro de Economía dijo que las perspectivas de crecimiento e inflación de Brasil para los próximos años dependerán del cierre de la enorme brecha presupuestaria creada por el generoso sistema de pensiones.

La reacción de los mercados a los avances fue inmediata. El Bovespa trepaba cerca de un 1,5%, en torno a los 106.000 puntos, el dólar cedía un 1%, a 3,76 reales, y los futuros de las tasas de interés bajaban en general, reflejando la confianza de los operadores en que la aprobación allanará el camino para que el banco central baje las tasas.