Londres. Las bolsas europeas eran asediadas este martes por las tensiones en Irán y las disputas comerciales, mientras que la posibilidad de recortes de tasas de interés de la Reserva Federal impulsaban al oro y avivaban la demanda por monedas consideradas de refugio, como el yen.

En un dramático paso que agudiza las hostilidades con Irán, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un decreto que impuso sanciones contra el líder supremo del país, el ayatolá Ali Jamenei, y otros altos funcionarios de la república islámica.

La decisión aumentó las preocupaciones de los inversores, que aguardan con ansias una reunión entre los líderes de China y Estados Unidos esta semana.

La confianza de los mercados se deterioró más cuando un alto funcionario de la Casa Blanca dijo que Trump estaría satisfecho con "cualquier resultado" de las conversaciones con su par chino, Xi Jinping.

Varios funcionarios de la Reserva Federal estadounidense emitirán discursos este martes, incluido su presidente, Jerome Powell, y los mercados asumen que habrá más comentarios que sugieran tasas de interés más bajas en el futuro.

El índice referencial de acciones europeas STOXX 600 caía un 0,12% a las 1018 GMT. Las alzas del sector de tecnología, sin embargo, sostenían en parte al mercado luego del anuncio de Capgemini de que comprará a la firma de servicios digitales y de ingeniería Altran por 3.600 millones de euros (US$4.100 millones).

"Creemos que, en vista de la elevada incertidumbre económica global, los mercados se han puesto muy nerviosos y pueden moverse hacia cualquier dirección ante cualquier noticia sobre la reunión entre Trump y Xi en la cumbre del G-20", dijo Gerry Fowler, estratega de activos en Aberdeen Standard Investments.

Los inversores chinos no parecían estar esperanzados en el encuentro. El índice de acciones preferentes de Shanghái perdió 1%.

El referencial de papeles de Asia Pacífico fuera de Japón MSCI cedía 0,4%, mientras que l promedio de acciones niponas Nikkei perdió 0,4% y los futuros del S&P 500 de Wall Street retrocedían 0,2%.

Varios funcionarios de la Reserva Federal estadounidense emitirán discursos este martes, incluido su presidente, Jerome Powell, y los mercados asumen que habrá más comentarios que sugieran tasas de interés más bajas en el futuro.

Los operadores prevén recortes de tipos de hasta 100 puntos base para mediados de 2020, con una disminución casi segura de 25 puntos en julio.

Estas previsiones llevaron a los inversores a tomar refugio. El oro al contado escaló el lunes a máximos de seis años y el martes operaba con un alza de 0,78% a US$1.430,24 la onza.

En el mercado cambiario, el índice dólar se negociaba en mínimos de tres meses cercano a 95,989 unidades y ha estado cayendo por cuatro sesiones consecutivas. El euro alcanzó un techo de tres meses de US$1,1412 y el yen trepó hasta un máximo de enero de 106,79 unidades por dólar.