Nueva York. Wall Street profundizaba sus pérdidas este martes, con un declive de más del 1% en sus índices ante la rápida propagación del coronavirus, un día después de que esta preocupación llevó al S&P 500 y al Dow Jones a su peor sesión en dos años.

A las 1640 GMT, el Promedio Industrial Dow Jones perdía 294,47 puntos, o un 1,03%, a 27.668,11 unidades; el índice S&P 500 bajaba 42,51 puntos, o un 1,2%, a 3.187,16 unidades; y el Nasdaq Composite cedía 117,353 puntos, o un 1,27%, a 9.103,92 unidades.

Aunque las acciones estadounidenses comenzaron la sesión en territorio positivo, las ganancias se vieron borradas cuando los inversores, centrados en el potencial impacto económico del brote, destacaron que se propagó a nuevos países como España.

También este martes, la cifra de muertes en Irán por el virus se elevó a 16, el nivel más alto fuera de China, mientras que decenas países, desde Corea del Sur hasta Italia, aceleraron sus medidas de emergencia.

Los índices bursátiles estadounidenses se encaminaban a su cuarta jornada consecutiva de pérdidas, un día después de que los temores a la pandemia provocaron un desplome de más del 3%. Al cierre del lunes, el S&P 500 y el Dow habían perdido sus ganancias acumuladas en lo que va del año.

"Mucha gente que se ha levantado con la volatilidad de la bolsa empezará a sentir algo de pánico", afirmó Tom Plumb, presidente de Plumb Funds en Madison, Wisconsin.

De los 11 sectores industriales del S&P, el de bienes de primera necesidad era el único que mejoraba, con un avance del 0,1%, mientras que el de energía lideraba los declives, con un descenso del 1,8%.

La semana pasada, la publicación de reportes corporativos positivos del cuarto trimestre y esperanzas de daños limitados por el brote del virus impulsaron a los índices de Wall Street a máximos récord.