Los principales índices de Wall Street cayeron con fuerza este lunes, presionados por caídas en títulos de crecimiento de mega capitalización y acciones financieras, ya que la perspectiva de una prohibición de las importaciones de petróleo de Rusia disparó los precios del crudo y alimentó las preocupaciones sobre el aumento de la inflación.

Los precios del petróleo subieron a sus niveles más altos desde 2008 cuando Estados Unidos y sus aliados europeos consideraron prohibir las importaciones de petróleo ruso, en respuesta al conflicto del país con Ucrania, mientras que parecía menos probable que el crudo iraní regresara rápidamente a los mercados globales. 

Las acciones de energía, el grupo destacado del S&P 500 en lo que va del año, fue uno de los pocos sectores que registró una ganancia el lunes.

“Esa preocupación sobre el petróleo ha llevado a preocupaciones sobre una mayor inflación y la posibilidad de una estanflación”, dijo Mona Mahajan, estratega sénior de inversiones de Edward Jones.

El Dow Jones Industrial Average cayó 607,54 puntos, o un 1,81%, a 33.007,26, el S&P 500 perdió 91,59 puntos, o un 2,12%, a 4.237,28 y el Nasdaq Composite cayó 307,53 puntos, o un 2,31%, a 13.005,91.

Amazon, Microsoft y Apple se encontraban entre los principales lastre individuales del S&P 500, mientras que el sector financiero cayó alrededor de un 3%. El sector de servicios públicos, una de las áreas defensivas de la bolsa, ganó un 1,2%.

Funcionarios ucranianos dijeron que una fábrica de pan había sido atacada por un ataque aéreo ruso mientras los negociadores del país se reunían para conversar con funcionarios rusos después de rondas anteriores que no dieron tregua al conflicto.

Las acciones de United Airlines Holdings Inc cayeron un 11,6% y Norwegian Cruise Line Holdings cayó un 9% en medio de una amplia caída en las acciones de viajes y ocio, ya que el aumento en los precios del petróleo amenazó con interrumpir una incipiente recuperación.

Las acciones han tenido problemas para comenzar 2022, ya que las preocupaciones sobre la crisis entre Rusia y Ucrania han profundizado una liquidación inicialmente alimentada por preocupaciones sobre mayores rendimientos de los bonos, ya que se espera que la Reserva Federal endurezca la política monetaria este año para combatir la inflación.

Los inversores están a la espera de un informe de precios al consumidor de EE. UU. el jueves, y se espera que la Fed suba las tasas a finales de este mes para combatir el aumento de la inflación.

Las emisiones a la baja superaron en número a las que subieron en la Bolsa de Nueva York en una proporción de 3,22 a 1; en Nasdaq, una proporción de 2,17 a 1 favoreció a los declinantes.

El S&P 500 registró 50 nuevos máximos de 52 semanas y 58 nuevos mínimos; el Nasdaq Composite registró 57 nuevos máximos y 468 nuevos mínimos.