Buenos Aires.- Argentina amplió las actividades estatales, comerciales y médicas que permiten que los trabajadores de estas áreas no tengan que cumplir con una cuarentena obligatoria por el coronavirus establecida por el Gobierno que, hasta el momento, durará hasta el 26 de abril.

De acuerdo a una decisión administrativa publicada en el Boletín Oficial, el personal afectado a establecimientos y oficinas de rentas, comercios sin atención al público y con distribución a domicilio, atención médica y odontológica programada, laboratorios y ópticas, y establecimientos de violencia de género podrá asistir a sus trabajos.

La decisión administrativa también señala que también será exceptuada de la cuarentena la "producción para la exportación" y "procesos industriales específicos", con autorización previa del Ministerio de Desarrollo Productivo. Sin embargo, el documento no dio mayores precisiones.

No obstante, el decreto presidencial publicado el 19 de marzo que indicó el comienzo de la cuarentena ya había liberado de la veda a las "actividades impostergables vinculadas con el comercio exterior".

Hasta el momento los comercios habilitados eran supermercados, farmacias, ferreterías, veterinarias y la provisión de garrafas de gas. Personal de salud y de fuerzas de seguridad, y trabajadores vinculados a servicios y el transporte públicos, y el transporte de mercadería también estaban exceptuados, entre otras actividades.

La decisión de Argentina se produce en momentos en que, además de sufrir los efectos de la pandemia de coronavirus, la nación sudamericana atraviesa una crisis económica y luego de que el Gobierno ofreció a los acreedores internacionales reestructurar deuda soberana por cerca de US$70.000 millones.