Tokio. Todavía hay tiempo para encontrar una solución al estancamiento en el que se encuentra el proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea, dijo este martes en Japón la canciller alemana, Angela Merkel.

El acuerdo para el Brexit de la primera ministra británica Theresa May fue rechazado por el Parlamento el mes pasado y la mandataria está tratando de convencer a la UE para que acepte cambios en el pacto antes del 29 de marzo, fecha oficial prevista para la salida.

"Desde un punto de vista político, aún hay tiempo", dijo Merkel en una conferencia económica en Tokio.

"Todas las partes deberían aprovechar este tiempo. Pero para eso sería muy importante saber qué es exactamente lo que el lado británico prevé en términos de su relación con la UE", dijo.

Merkel, que reconoció que este plazo reducido complicaba la situación de las empresas, dijo que el problema "especial" era la frontera irlandesa y el acuerdo de la denominada "salvaguarda" o "backstop", una red de seguridad para evitar la restauración de una frontera rígida entre la República de Irlanda, país miembro de la UE, e Irlanda del Norte, territorio británico.

"Debería ser humanamente posible encontrar una solución a un problema tan preciso. Pero esto depende (...) del tipo de acuerdo comercial que forjemos entre nosotros ", sostuvo.