Londres. En una breve comparecencia organizada a toda prisa ante los medios, el primer ministro de Reino Unido, el conservador Boris Johnson, dijo este lunes que las posibilidades de un acuerdo con Bruselas para evitar un "brexit” duro estaban "aumentando”, y descartó que para ello esté dispuesto a volver a postergar el divorcio, fijado para el próximo 31 de octubre.

Asimismo, dijo que no desea llamar a elecciones anticipadas y pidió a los parlamentarios conservadores rebeldes que no socaven las negociaciones que Londres lleva adelante con la Unión Europea votando junto con la oposición un proyecto de ley que podría obligar al primer ministro a posponer, otra vez, el "brexit”. Si eso ocurriera, las conversaciones con Bruselas "serían imposibles”.

Con las voces de manifestantes que se oponen a la política dura asumida por Johnson de cara a la Unión Europea como telón del fondo, el dirigente dijo "yo no quiero una elección, ustedes no quieren una elección. Déjennos seguir adelante con la agenda de la gente”.

Añadió estar optimista "por los avances que hemos conseguido” en las negociaciones con la Unión Europea, sin entrar en detalles.

Johnson dijo estar optimista "por los avances que hemos conseguido” en las negociaciones con la Unión Europea, sin entrar en detalles.

Advertencia a los rebeldes. Recordemos que legisladores de oposición, y también algunos conservadores, apoyan una propuesta legislativa que evitaría una salida de la UE sin acuerdo, el llamado "brexit” duro. Para ello, intentarán usar el tiempo parlamentario disponible el próximo miércoles 4 de septiembre para aprobar esta ley, que obligaría a Johnson a hacer lo que no quiere: pedir una nueva prórroga.

"Si lo hacen (votar por una prórroga), dejarán sin sustento la posición de Reino Unido y harán de la negociación algo imposible”, dijo el líder conservador.

En lo que pareció una advertencia a los parlamentarios, dijo que "no aceptaremos ningún intento por hacernos retroceder en nuestras promesas”. El mismo Johnson ya advirtió a los rebeldes que si no apoyan al gobierno, serán expulsados del partido.