Manchester. El primer ministro británico, Boris Johnson, desvelará este miércoles su oferta final para el Brexit a la Unión Europea e informará de que, si Bruselas no accede a ella, Reino Unido no seguirá con las conversaciones y saldrá del bloque el 31 de octubre cueste lo que cueste.

En su discurso de clausura de la conferencia anual del Partido Conservador, Johnson se atendrá a su línea dura sobre el Brexit, ofreciendo al partido detalles precisos sobre el que en su opinión es un "compromiso justo y razonable".

A menos de un mes de la fecha fijada para que Reino Unido abandone la UE, el futuro del Brexit, el acontecimiento geopolítico más significativo del país desde la Segunda Guerra Mundial, es incierto. Podría salir de la UE con o sin acuerdo, o incluso no salir en absoluto.

"Amigos míos, me temo que después de tres años y medio la gente está empezando a sentir que se les toma por tontos. Están empezando a sospechar que hay fuerzas en este país que simplemente no quieren que el Brexit llegue a concretarse", dirá Johnson, según extractos de su discurso publicados por su despacho. "Resolvamos el Brexit el 31 de octubre para que en 2020 nuestro país pueda pasar página", agregará.

"Amigos míos, me temo que después de tres años y medio la gente está empezando a sentir que se les toma por tontos. Están empezando a sospechar que hay fuerzas en este país que simplemente no quieren que el Brexit llegue a concretarse", dirá Johnson.

Con una estrategia que definirá el futuro del Brexit, el de la UE y el de su propio mandato, Johnson apuesta por obtener suficientes concesiones de Bruselas para convencer a los partidarios del Brexit en el Parlamento británico para que ratifiquen cualquier acuerdo.

Johnson se ha mostrado inflexible sobre el cumplimiento con el plazo del 31 de octubre, pero el Parlamento le ha puesto obstáculos en el camino, al aprobar una ley que le exige pedir a la UE un aplazamiento si no logra un acuerdo aceptable en una cumbre que tendrá lugar los días 17 y 18 de octubre.

Tras tres derrotas del Acuerdo de Retirada en el Parlamento, Johnson ha exigido cambios al mismo, especialmente en lo que respecta al acuerdo para la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda, miembro de la UE.

Pero semanas de conversaciones desde que Johnson asumió el poder han avanzado poco, y los responsables británicos describieron la propuesta que se presentará el miércoles como una oferta final.

The Telegraph recogió un informe enviado a las capitales europeas para informarles que Reino Unido proponía dejar Irlanda del Norte en una relación comercial especial con la UE hasta 2025, después de lo cual Belfast decidiría si permanece alineado con el bloque o vuelve a seguir las reglas británicas.

El periódico dijo que Londres propone que Irlanda del Norte abandone la unión aduanera de la UE al final del período de transición en 2021 junto con Reino Unido, que se trasladaría directamente a un Acuerdo de Libre Comercio con Europa.

Los controles aduaneros tendrían lugar a distancia de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, que se habrá convertido en la frontera del mercado interior libre de aranceles de la UE.

La propuesta británica es "fundamentalmente defectuosa" y "no funcionará", dijeron diplomáticos y altos cargos del bloque, que agregaron que es probable que se produzca otro retraso en el adiós si es la oferta final de Londres para llegar a un acuerdo.

"La propuesta es fundamentalmente defectuosa", dijo un alto cargo de la UE, refiriéndose a los detalles divulgados por la prensa sobre la última oferta de Johnson.

"Esto no funcionará. Johnson ha elegido la confrontación", dijo por separado un diplomático de la UE que se ocupa de Brexit. "Las opciones restantes son: el mecanismo de salvaguarda original de Irlanda del Norte, con algunas modificaciones o una extensión".